Coches de Rally Citroen en Venta

En esta sección encontrarás los anuncios de coches de rally de la marca francesa Citroen. Modelos Citroen Saxo, AX Sport y cómo olvidar ese mítico sonido del Xsara WRC Kit Car con Chus Puras a los mandos…

Búsqueda avanzada

Coches de Rally Citroenrss
Rally

Ordenar por
Ordenar por

De Xsara WRC Kit Car con Chus Puras al C3 WRC

En las últimas dos décadas, Citroen redefinió cómo era el éxito en la cima de los rallyes mundiales. Tuvieron más victorias que cualquier otra marca y más títulos, tanto de fabricantes como de pilotos. Entre 2003 y 2012, Sébastien Loeb y Citroën se combinaron para conseguir un total de 17 títulos.

La historia de Citroen no comenzó con el Xsara WRC sino comenzó en los años 60 con el DS, un coche grande y lujoso con tracción delantera que ofrecía potencia y un largo recorrido de suspensión para superar las carreteras de Marruecos.

Cuando WRC se puso en marcha, el éxito de Citroën no fue tan inminente. La respuesta de la empresa a las regulaciones del Grupo B fue, en pocas palabras, impactante. No duró mucho.

Veinte años después de aquel momento se produjo el nacimiento de un nuevo amanecer en Versalles. Y ese nuevo amanecer llegó ruidoso, y aun con solo dos ruedas motrices. Su nombre, el Xsara Kit Car.

Partiendo de la base del Peugeot 306 Maxi, Citroën ganó dos veces en manos de Philippe Bugalski en 1999. Y cualquiera que haya escuchado ese sonido del motor de dos litros (que entregó alrededor de 340 CV) nunca lo olvidará.

El Xsara se hizo realidad cuando se colocó la transmisión trasera, se colocó un turbo atornillado al costado del motor y con un francés llamado Sébastien Loeb detrás del volante.

Sin embargo, fue el español Jesús (Chus) Puras quien le dio al Xsara su primera victoria en el WRC en 2001 cuando logró su único éxito en la prueba en Córcega.

En Alemania al año siguiente, Loeb consiguió la primera de sus 79 victorias con un Citroën en el WRC. 18 meses después, Citroën superó a su vecino parisino y reemplazó a Peugeot en la cima del mundo para llevarse el título de constructores de 2003.

Loeb perdió la corona de pilotos ante Petter Solberg por un punto. No volvería a cometer ese error y dominó el campeonato de pilotos durante los siguientes nueve años.

Citroen Xsara WRC

Diseñado por el genio de la ingeniería Jean-Claude Vaucard y gobernado por Guy Frequelin, el Xsara WRC ganó 32 de las 58 rondas del WRC que inició. Incluso ganó en manos de equipos privados cuando Citroën dio un paso atrás para desarrollar el C4 WRC en 2006, Kronos Racing avanzó para que Loeb siguiera ganando.

La fábrica regresó con un coche nuevo y las victorias siguieron. En 2007, Loeb ganó 8 de las 16 rondas. Un año después, la tasa de éxito del WRC alcanzó el 73 por ciento con el C4 coronando el primer lugar en 11 de 15 rallies.

La respuesta de Citroen a la generación de World Rally Car de 1600 cc fue el DS 3 WRC. Y con Sébastien Ogier junto a Loeb, el dream team francés sólo perdió tres veces en una temporada de 13 pruebas en 2011.

Un año después, Citroën anotó su último doblete en el WRC antes de que Loeb pasara a las carreras de circuito.

Es posible que el C3 WRC no haya brindado el mismo nivel de éxito al que se había acostumbrado este titán del WRC, pero Citroën será recordado durante mucho tiempo por ser absolutamente dominante por una generación de fanáticos de los rallyes.